Inés Arias de Reyna

El autor y el narrador

Posted by on 9 noviembre 2011 | 2 comments

Uno de los actores fundamentales de un relato es el narrador. El autor elige a un narrador para que cuente su historia y, por eso mismo, porque es función del narrador contarla, el autor tiene que alejarse y darle espacio a esa voz.

Imaginaos que entráis en un bar. Os sentáis en la barra y pedís una cerveza (o vino o refresco o té o lo que gustéis). El taburete es de esos que giran sobre sí mismos. Con el vaso en la mano, os dais la vuelta para poder observar toda la sala. Desde ahí, veis a una pareja: un hombre le está contando una historia a una mujer. El hombre lo hace con todo detalle. La historia que cuenta os interesa y lo escucháis con atención.

Vosotros, los autores, sois los que estáis en el taburete y el hombre que cuenta la historia es el narrador (la mujer será la lectora). La historia que cuenta es vuestra historia, pero vosotros tenéis que vivirla desde fuera, como un desconocido que escucha una conversación ajena. Sería un poco descortés si, en mitad de la conversación, os levantarais e interrumpierais al hombre para explicarle a la mujer algunas reflexiones que consideráis importantes para comprender la historia. Pues de la misma forma, resulta un tanto incómodo para el lector darse cuenta, de repente, de que el narrador ha sido interrumpido por el escritor para explicar algo que considera de suma importancia.

El lugar del autor es la barra del bar (muy oportuno para alimentar las leyendas de escritores alcohólicos 😉 ) y la del narrador la mesa junto a la lectora.

2 Comments

Join the conversation and post a comment.

  1. Santiago

    Así que con los autores abstemios no hay nada que hacer… 😉
    Cada vez leo más cuentos con narradores testigos o personajes que omniscientes, parece que este tipo de narrador parezca ya algo muy clásico, porque hay algunos autores que utilizan otro tipo de narradores para ser más subjetivos, quizá porque no sepan separarse lo suficiente del narrador como tú dices, Inés.

    • ladydragon

      Bueno, en realidad, la distancia la tienes que tomar aunque el narrador sea en primera persona. Es más, incluso si es una historia autobiográfica, también deberías de tomar esa distancia para poder ficcionarla como es debido.
      Se trata de estar detras del narrador, no de no estar. El autor es el autor. Pero mejor que esté detrás del telón para que la representación vaya bien :).

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest