Inés Arias de Reyna

Juegos de malabarista

Posted by on 16 enero 2013 | 2 comments

Malabarista - Matheus Chiló

Malabarista – Matheus Chiló

Cuando escribimos un relato, lo hacemos porque queremos contar algo: una historia que le ocurre a un personaje. El juego de palabras (en su sentido más amplio: el de jugar con el lenguaje y con la estética del mismo) no puede cegar esto porque el lector lo nota.

Los lectores —cómo son— captan en seguida cuando un autor está más preocupado por mostrar sus juegos de malabarista que por contar una historia.

2 Comments

Join the conversation and post a comment.

  1. Ana Vidal

    Muy interesante, Inés, tienes toda la razón. Y además las historias pierden su alma si se basan más en el juego que en el relato, la narración.
    Besos

    • ladydragon

      Gracias por pasearte por aquí, Ana. Y, sí, la historia pierde el alma si el escritor está más preocupado en demostrar lo bien que maneja el lenguaje que en transmitir una vivencia.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest