Inés Arias de Reyna

La trama y la acción

Publicado por el 18 abril 2012 | 0 comentarios

Esta pareja (la trama y la acción) resulta indivisible la mayoría de las veces en un relato, sin embargo, si queremos aprender a utilizarlas bien, conviene que las separemos y las diseccionemos.

La acción son los hechos que suceden uno detrás de otro; todos los acontecimientos que se narran y que se resumen en el argumento de la historia. Por ejemplo, el argumento de El barco desaparecido, de Jacobs, consiste en un barco que sale a la mar y que no regresa nunca, al cabo del tiempo uno de los tripulantes vuelve a casa de su madre, pero como está agotado antes de contarle lo que sucedió con el barco y los demás tripulantes se va a dormir; la madre se lo cuenta a todos los vecinos que se reúnen a la puerta de la casa de la mujer, a la espera de que llegue el amanecer para despertar al hombre e interrogarle por lo ocurrido a sus familiares.

La trama es la relación causal que se establece entre los acontecimientos y que proporciona a la historia una profundidad mayor. Digamos que la acción es lo superficial, lo que se ve a simple vista, mientras que la trama es lo profundo, lo que se esconde por debajo de la superficie. La trama se condensa en el tema. Siguiendo el ejemplo que hemos puesto, podríamos decir que el tema de El barco desaparecido es el infortunio.

La acción (el argumento) se trabajo de forma horizontal (sucesión lineal de acontecimientos), mientras que la trama (el tema) se trabajo de manera vertical (relaciones causales entre esos acontecimientos).

El barco desaparecido

Sin comentarios

Disfruta de la charla y comparte tu opinión.

Trackbacks/Pingbacks

  1. El azar de los temas | Lady Dragón - [...] pensamiento me ronda desde hacía días: ¿de dónde salen los temas de los relatos que escribimos? Porque a veces,…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest