Inés Arias de Reyna

La meteorología

Posted by on 2 noviembre 2011 | 2 comments

La cantidad de textos de escritores principiantes que en la primera frase transmiten la meteorología del lugar en el que se encuentran los personajes. Hagamos un trato: la luna, el sol, las estrellas, la lluvia y el viento lo dejamos para el segundo párrafo, ¿vale? No es que no podamos hablar del clima en nuestros relatos (sería una estupidez supina decir algo así), sino que comenzar una historia con ello es como si empezaras a hablar del tiempo cuando quieres anunciar a tu pareja que estás embarazada: «Qué sol tan estupendo, ¿verdad? Se está tan a gustito. ¿Sabes qué? Estoy preñada». Toma ya ;-). Seguro que hay otras maneras de allanar el terreno para que a tu pareja no le dé un síncope :-). Pues con los relatos lo mismo: hay que preparar el terreno con buen abono y hablar del tiempo no es la mejor manera.

2 Comments

Join the conversation and post a comment.

  1. Mai

    Otra forma muy bonita de decir «Estoy embarazada», es regalándole unos zapatitos chiquitines y ¡hala!, que sume dos más dos 😛
    Seguiré tu consejo.

    Besos

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest