Lady Dragona

Inés Arias de Reyna

Mi atalaya

Mi atalaya

En el proyecto Mi atalaya ofrezco mi testimonio sobre el proceso que me llevó a curar un trastorno de la conducta alimentaria (TCA).

Durante ocho años sufrí bulimia. Necesité mucho valor y mucha ayuda amiga para, en 2008, comenzar un tratamiento que se alargó tres años. Durante dos años mantuve abierto un blog, bajo seudónimo, donde contaba lo que sentía, mis descubrimientos, mi vida, mi dolor, donde mostraba una vulnerabilidad que me aterraba, pero que, al enfrentarme a ella, me hizo madurar. En ese blog, Mi atalaya, aprendí a conocerme, gracias a que había quien me leía.

Hasta la fecha esta es mi mejor obra. Y he decidido que quiero hacerla pública y compartirla con quien lo desee.

Aviso al navegante de que esta no es una lectura fácil, que, de tan descarnada, a veces resulta dolorosa. Advierto también de que en ella encontrarás lo mejor y lo peor de mí. Espero que sepas apreciar el ejercicio de honestidad y que en tus comentarios, si quieres dejarlos, seas respetuoso, porque lo que tienes en tus manos, lo que van a leer tus ojos, es el alma de quien te escribe.

Poemas de amor

Escrito por el 1 noviembre 2013 en Mi Atalaya | 0 comentarios

Poemas de amor

Esta es la entrega 8 del proyecto Mi atalaya, en el que cuento cómo superé la bulimia. Si no has leído hasta ahora ninguna entrada de Mi atalaya, te recomiendo que leas la explicación sobre este proyecto antes de continuar. 26 de octubre de 2009 El jueves de madrugada murió mi abuela. Al mediodía, nos marchamos a Sevilla toda la familia (mis padres, mi hermana, mi cuñado, mi sobrinita, mi hermano, Rafa y yo). Pasamos el día en el tanatorio, velando a mi abuela. Me cuesta comprender la parafernalia que rodea a la muerte. Entiendo que hay que...

Leer más

Entre fotografías

Escrito por el 25 octubre 2013 en Mi Atalaya | 0 comentarios

Entre fotografías

Esta es la entrega 7 del proyecto Mi atalaya, en el que cuento cómo superé la bulimia. Si no has leído hasta ahora ninguna entrada de Mi atalaya, te recomiendo que leas la explicación sobre este proyecto antes de continuar. 9 de agosto de 2013 Últimamente Rafa me enseña las fotos que a lo largo de tantos años —ya van once :)— de relación me ha ido haciendo. Antes o no me las mostraba o yo no quería verlas. De hecho, sigue sin gustarme mucho, aunque ya no me provoque la misma reacción dañina. Hace algunos años, si veía una foto mía, era...

Leer más

Un calorcillo extraño

Escrito por el 18 octubre 2013 en Mi Atalaya | 0 comentarios

Esta es la entrega 6 del proyecto Mi atalaya, en el que cuento cómo superé la bulimia. Si no has leído hasta ahora ninguna entrada de Mi atalaya, te recomiendo que leas la explicación sobre este proyecto antes de continuar. 21 de octubre de 2009 —Y esto que siento ahora mismo, ¿qué es? —Orgullo —contestó Rafa. —¿Orgullo?, ¿de qué? —De ti misma. Íbamos en el coche de vuelta a casa. Eran las seis de la mañana. Conducía yo porque él había tomado más tequila de la cuenta. Ese sábado apenas bebí una copa (muy ligera) de ron con limón; era lógico,...

Leer más

En mitad de un campo de batalla

Escrito por el 11 octubre 2013 en Mi Atalaya | 0 comentarios

Esta es la entrega 5 del proyecto Mi atalaya, en el que cuento cómo superé la bulimia. Si no has leído hasta ahora ninguna entrada de Mi atalaya, te recomiendo que leas la explicación sobre este proyecto antes de continuar. 9 de noviembre de 2009 Imagina a una guerrera a la que acaban de clavar una espada en el estómago en mitad de un campo de batalla; ella se levanta, se extrae la espada y se marcha a su casa. Antes de que nadie llegue, va al baño, se lava la herida (mortal, que nadie se venga a engaños, la guerrera se está muriendo), la...

Leer más

Un baile con Nemo

Escrito por el 4 octubre 2013 en Mi Atalaya | 1 comentario

Un baile con Nemo

Esta es la entrega 4 del proyecto Mi atalaya, en el que cuento cómo superé la bulimia. Si no has leído hasta ahora ninguna entrada de Mi atalaya, te recomiendo que leas la explicación sobre este proyecto antes de continuar. 12 de octubre de 2009 Hace un año que murió Nemo. El diez de octubre de 2008 se despedía de mí en el hospital veterinario. Miramos juntos por la ventana y nos abrazamos por última vez. Me fui con la esperanza de que se curaría. A la mañana siguiente, a las doce menos cinco, cuando me estaba preparando para ir a visitarlo...

Leer más

Presentación en sociedad de Tenia

Escrito por el 12 julio 2013 en Mi Atalaya | 0 comentarios

Esta es la entrega 3 del proyecto Mi atalaya, en el que cuento cómo superé la bulimia. Si no has leído hasta ahora ninguna entrada de Mi atalaya, te recomiendo que leas la explicación sobre este proyecto antes de continuar. 5 de octubre de 2009 Este verano empezaron a derribarse pedestales en mi vida. El primero en caer, y tiene su sentido que fuera así después de más de año y medio de terapia, fue el que le había impuesto a mi propia enfermedad. «Para ser anoréxica tienes que parecer un saco de huesos», «si no se te notan los huesos de la...

Leer más

Las piezas de mi cuerpo

Escrito por el 7 junio 2013 en Mi Atalaya | 4 comentarios

Las piezas de mi cuerpo

Esta es la entrega 2 del proyecto Mi atalaya, en el que cuento cómo superé la bulimia. Si no has leído hasta ahora ninguna entrada de Mi atalaya, te recomiendo que leas la explicación sobre este proyecto antes de continuar. 28 de septiembre de 2009 Hace un par de meses, mi terapeuta (en adelante, Cristina) me convino a que mirara mi cuerpo con buenos ojos. Me sugirió que, en vez de mirar solo las partes que no me gustan, observara otras zonas que sí me agradan. Me quedé enganchada a una idea: «¿Mirar mi cuerpo con buenos ojos? ¡Ni de coña! No...

Leer más

Vómitos

Escrito por el 31 mayo 2013 en Mi Atalaya | 12 comentarios

Esta es la entrega 1 del proyecto Mi atalaya, en el que cuento cómo superé la bulimia. Si no has leído hasta ahora ninguna entrada de Mi atalaya, te recomiendo que leas la explicación sobre este proyecto antes de continuar. 25 de septiembre de 2009 Me imagino que muchos al leer el titulo os imaginaréis de qué va este texto. A lo mejor os estáis poniendo las manos en la cabeza o el corazón os ha dado un saltito (pequeño, conmigo todo tiene que ser pequeño) o tendréis en la cabeza la idea de que mejor no leerlo porque no es agradable que te...

Leer más